Gracias


No importa lo que esté pasando en la vida, podemos encontrar una razón para dar gracias a Dios. Elegimos en que enfocamos. Ya sea centrarnos en nuestros problemas, o podemos enfocarnos en nuestras bendiciones. La pregunta es: ¿quieres más problemas, o quieres más bendiciones? Cuando damos gracias a Dios, nos estamos enfocando en la bendición!

Una cosa que he notado cuando se vive con una actitud de constante gratitud,  es que no sólo se debe dar gracias a Dios por lo que ha hecho en nuestra vida,  sino que hay que empezar a darle gracias por lo que hará en ella. Le podemos dar gracias por las puertas que se nos abrirán, las gracias por traer a la gente adecuada en nuestra vida, los sueños y metas que se cumplirán, etc. Cuando decimos “Gracias” a Dios por las cosas que están por venir, es realmente una declaración de nuestra fe en él. Estamos diciendo en esencia, “Dios, estoy tan seguro de tu bondad, estoy tan seguro de que estás trabajando en mi vida que voy a darte gracias ahora mismo por lo que vas a hacer mañana! ”

” Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.” (1 Tesalonicenses 5.18)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s