¡Cuidado con el desánimo!


 Salmos 25:15: “Mis ojos están siempre hacia Jehová.”

Una historia cuenta que Satanás subastaba sus herramientas. Tenía un precio bastante alto para el orgullo, la holgazanería, la arrogancia, el odio, la envidia y los celos. Sin embargo, había una herramienta bajo la cual puso un letrero que leía: “No está a venta.” Alguien le preguntó: “¿Cuál es esa herramienta y por qué no está a la venta?” Satanás le explicó: “Ésta me es imprescindible, no puedo venderla. Es mi herramienta principal, el desánimo. Con ella, puedo abrir corazones y una vez dentro de éstos, puedo hacer casi todo lo que me plazca.”


¿Quieren saber porqué nos llegamos a desanimar? Se los dire en pocas palabras: porque, ¡hemos quitado nuestros ojos de Dios!

Nos Vemos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s