¿Por qué ellos sí y yo no?


Envidia. ¿La conoces? El diccionario la define como: “Tristeza airada o disgusto por el bien ajeno o por el cariño o estimación de que otros disfrutan.”

Esta semana alguien me contó cómo se sentía con respecto a su trabajo, y describió la frustración que le provocaba  que uno de los que está en su staff puede salirse con la suya, ya que según él, este tipo aparenta ser una buena persona, pero en realidad no lo es y pareciera que aún así le va mejor, en pocas palabras: “¿por qué el sí y yo no?” rápidamente pensé en Salmos 73. Parafraseando una parte de este salmo seria de este modo:

“Me pareció que a los malos les iba mejor que a los justos, hasta que entendí que la paciencia de Dios si termina y el tratará con ellos.”

Es un grave error mirar lo que tienen otras personas y compararlo con lo que uno tiene. ¿Pero quién no lo ha hecho?, Asaf quien escribió este salmo lo hizo, dijo claramente en el versículo 3, que tuvo “envidia” y probablemente  se pregunto ¿por qué ellos sí y yo no?

Sin embargo es hasta que entra al santuario de Dios, hasta que llega y medita en su presencia, que comprende que el Sol de justicia tratará con los malos,  y que lo hará a su debido tiempo, en el tiempo de Dios.

El Padre tiene un plan individual y único para cada uno de nosotros y la comparación solamente tiende a ser una fuente de desanimo o de orgullo. Si sentimos que estamos mejor que otros puede que nos volvamos orgullosos (teniéndonos en mayor estima de lo que deberíamos) si sentimos que ellos están mejor que nosotros, puede que nos desalentemos o que incluso nos deprimamos.

Como hijos de Dios esperamos ser más bendecidos que quienes no están sirviéndole. Lo cierto es que la biblia dice que “Dios hace salir su sol sobre malos y buenos y que hace llover sobre justos e injustos.(Mateo 5:45)

Él es Dios, y sabe lo que hace, deja que él  se encargue, y tú encárgate de buscarlo.

Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien;
He puesto en Jehová el Señor mi esperanza,
Para contar todas tus obras”

(Salmos 73:28)

Nos vemos!

Anuncios

Un comentario sobre “¿Por qué ellos sí y yo no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s