Nuevas fuerzas!


Quiero pensar que llegará el día cuando Papito Dios enjugará mis lágrimas. Las manos que extendieron los cielos tocaran mis mejillas. Las manos que se retorcieron en agonía mientras los clavos romanos las horadaban un día me acariciaran el rostro y limpiaran mis lágrimas para siempre.  

Hoy te escribo desde la cabina, en lo que suenan un par de canciones, solo quería recordarte  que  Dios sigue en control.  Y este consejo me lo repito a diario sobre todo hoy, cuando un pequeño accidente me ocurrió minutos antes de ir al aire…

Pese a ese contratiempo trate de hacer bien mi trabajo, y  me recuerdo esta frase: “lo que me paso afuera de la cabina allí se queda.”  No es fácil  abrir el micrófono cuando no te sientes muy bien, y debes transmitir tus buenos ánimos a la audiencia, pues se trata de ser genuino, pero los ánimos me los da Dios,  saco fuerzas de su divina bondad.

“Me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre.” (Salmos 23.3 NVI)

“Me infunde nuevas fuerzas”, escribió el pastor.  No reforma. Restaura. No disfraza lo viejo; restaura lo nuevo.  Él restaurara el alma.  

Nos Vemos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s