Permiso…


A menudo las lágrimas al igual que las risas no piden permiso… salen
y regresan cuando quieren.

Son las palabras que nos preguntan si  podemos abrir la boca para que puedan salir.

Son esas pequeñas cosas que piden permiso para quedarse aquí… en la mente y en el corazón.
Un día me pregunte si en realidad coleccionabas lágrimas… pero la
verdad es que cuando estemos juntos en mi morada anhelada, allí no
habrá llanto, ni tristeza ni dolor.

A lo mejor colecciones mis  risas y al llegar allá me muestres la mejor.

Por: Jacky Morales.

Nos vemos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s