No te preocupes por nada…pero ora por todo!


“Ver a unos niños de la calle jugando con el agua de una fuente… Te cambia sentimientos”. Fue lo que vino a mi mente este fin de semana, al ver tras la ventana de mi auto a unas pequeñas  almas meter sus pies en el agua  y mojarse una y otra vez,  sin preocuparse de nada.

He de confesarte que antes de que esa escena hiciera un trueque con mis sentimientos, mis pensamientos estaban centrados en una sola cosa: Preocupación! Resulta fácil preocuparse cuando las dificultades hacen fila junto a los inconvenientes, es allí donde la frustración espera sentada a que le dirijas la mirada…

Creo que los problemas a los que muchas veces llamamos, “grandes” no son precisamente “gigantes”. Escuche a alguien decir en una ocasión que “Los temas urgentes no siempre son urgentes, van acompañados de presión que no nos deja sincronizar con el tiempo de Dios”. La verdad es que nunca se pierde el tiempo si se está esperando en Dios. El nunca llega tarde… entonces ¿porque apresurarlo?

Esperar en Dios, es estar con él en oración y tener la certeza que contestara nuestra petición. Me gusta como su palabra puede darnos aliento oportuno, mira lo que dice Filipenses 4:6:

“No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos.” Me gusta como lo dice esta traducción en lenguaje actual, en otras palabras…

“No te preocupes por nada…pero ora por todo”.  Vive en estado Pray!

Nos vemos!



Anuncios

Un comentario sobre “No te preocupes por nada…pero ora por todo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s